Vandalizan murales recién entregados a la comunidad

Publicado: julio 30, 2019


El ambiente de fiesta que tres horas antes prevalecía en el Callejón de los Sentidos Zimmia, ubicado en la Colonia Santa María, se convirtió en frustración y enojo por parte de los vecinos que vieron cómo 10 de los 42 murales entregados el viernes por la tarde, fueron vandalizados por cinco menores de edad que fueron detenidos por la Policía Municipal de San Nicolás.
Lo que antes fuera un oscuro y peligroso callejón que hacía que los vecinos se sintieran inseguros, fue convertido en un vistoso y cómodo andador en el que convergen el talento de 40 artistas locales y la buena voluntad y el trabajo de los vecinos, quienes se mostraron tristes y a la vez enfadados por el acto reprobable de dañar estas obras urbanas plasmadas en las paredes del frente de sus casas.
Luego de que las autoridades inauguraran y recorrieran este corredor artístico de 200 metros lineales y en el que se trabajó desde hace más de tres meses en la elaboración de los murales, cerca de la medianoche del viernes, cinco menores de edad identificados como Alejandro, Johan, Erick Misael, José Francisco y Diego Alfredo, de 17, 15, 14, 15 y 16 años, respectivamente, presuntamente lanzaron pintura vinílica sobre 10 de las obras.
Los jóvenes residentes de las Colonias Miraflores, San Antonio, Rincón de Los Cedros y Villas del Roble, huyeron con dirección hacia la Calle David Cano, donde uniformados nicolaítas les dieron alcance y detuvieron.
Posteriormente los presuntos infractores fueron llevados ante el Juez Calificador en el Edificio de la Secretaría de Seguridad donde cumplirían un arresto administrativo de 36 horas.
Trascendió que los vecinos afectados y los artistas creadores de los murales interpondrán una denuncia para exigir a los padres de los responsables la reparación del daño causado.
El Director del Instituto de Desarrollo Cultural de San Nicolás, Katzir Meza Medina, quien apenas unas horas antes agradecía el trabajo de los artistas y vecinos para lograr recuperar un área que ahora brinda esparcimiento y cultura a la comunidad, declaró afuera del CEDECO que realizar actividades como la del arte urbano implica un esfuerzo mayúsculo, pues debe lograr la armonización del espacio público con el talento de los artistas.
“Es realmente muy lastimoso, reprobamos estas actividades ilícitas y realmente condenamos que un grupo reducido de inadaptados sociales, jóvenes sin respeto a ellos mismos, a sus familias y a la comunidad, hayan dañado lo que en breve tiempo será patrimonio artístico para el disfrute de las familias de San Nicolás y del Estado”, dijo el funcionario.
“Al mismo tiempo esperamos que las sanciones correspondan al daño ocasionado y también que se reconsideren los criterios de la aplicación de la ley, aún y que sean menores de edad, porque este tipo de actividades no se pueden permitir en un siglo en el que la comunidad está cada vez más participativa y en el que el arte y la cultura son pilares fundamentales para construir a la sociedad”, agregó.
Meza Medina explicó que fueron los propios vecinos quienes empezaron a instalar piezas decorativas hechas con material reciclado como llantas y discos compactos, y que luego el Municipio de San Nicolás se sumó a este esfuerzo instalando bancas y lámparas de luz led, además de invitar a los artistas urbanos para que plasmaran su talento en las paredes de las viviendas.
El titular de Desarrollo Cultural Municipal indicó que los creadores de las obras dañadas empezaron a trabajar desde temprana del sábado hora en sus murales y que a pesar de que la restauración puede llevar algunos días, las pinturas quedarían como estaban originalmente.
Artistas como Carlos Robledo y “Maker”, calificaron de lamentables los hechos vandálicos contra los murales, pues es el esfuerzo de mucha gente realizado durante varios meses.
“Hay personas que no valoran el arte ni el esfuerzo que se tienen que hacer para realizar una obra, dañarla en cuestión de segundos es un hecho que duele, ahora vamos a trabajar en igualar los colores, pero para eso hay que hacer mezclas y es un poco complicado, eso aparte de los retoques en los detalles pequeños que también es muy laborioso”, señaló.
Por otra parte, Carlos Robledo, quien es Coordinador de Murales del Instituto de Desarrollo Cultural de San Nicolás, condenó el daño a las obras, pues considera que esto representa una falta de respeto al trabajo del artista, a los vecinos y a la comunidad en general.
“Uno de los murales que se vandalizaron representaba una empatía con la comunidad, pues era el retrato de una señora y su hijo que ya fallecieron, ellos eran personas estimadas en la comunidad y la obra formaba un vínculo muy especial con los vecinos”, añadió.
Martín Quintero Torres, vecino precursor de la rehabilitación del callejón con sus obras con material reciclado, dijo que en el sector sí hay vigilancia constante, pero que fueron segundos los que se llevaron quienes dañaron los murales, por lo que al saber que los responsables fueron detenidos, espera que se les aplique una sanción ejemplar.