Inician SN y cableras, limpieza de cables en postes

Publicado: junio 13, 2022


Para brindar un paisaje despejado de contaminación visual y sobre todo para ofrecer seguridad a los residentes de diversos sectores del Municipio, el alcalde Daniel Carrillo arrancó un operativo en 13 zonas de la ciudad para retirar los cables que no están en uso y limpiar de este modo, los postes ubicados sobre las banquetas de la mayoría de las Colonias de San Nicolás.

La mañana de este lunes, el presidente municipal se dio cita junto con algunos representantes de compañías como Izzi, Total Play, Axtel, Telmex y la CFE, en la Colonia Lomas del Roble, para iniciar el retiro de cables, en coordinación con la Secretaría de Servicios Públicos y la Dirección de Protección Civil, dado que su acumulación perjudica a los postes de manera irremediable e irreversible.

“Es una decablificación que se va a hacer en coordinación con las empresas cableras y la Comisión Federal de Electricidad, con Servicios Públicos y Protección Civil, por muchas razones, principalmente es el contorno urbano, el paisajismo de la ciudad y la contaminación visual, pero además, por el riesgo civil debido al peso de cada una de estas conexiones”, dijo el alcalde.

“La ciudad fue dividida en 13 zonas, esta es la primera zona y abarca cerca de 20 colonias, estaremos trabajando alrededor de tres meses y se van a ir identificando los postes más agravados donde exista riesgo para la población, por la cantidad de peso”, agregó.

El presidente municipal explicó que de manera simultánea estarán realizando una supervisión para revisar la altura de los cables, pues algunos no están a los 4.50 metros que marca el reglamento para calles interiores de colonias.

“Al incorporarse a estas calles vehículos de transporte de carga, pueden jalar los cables e incluso derribar los postes y causar daños mayores a la población”, indicó el edil.

El munícipe comentó que lo que las compañías están haciendo es retirar los cables que no sirvan ya o que están en desuso. Pues se ha detectado que en algunas ocasiones, cuando se realiza una reparación o mantenimiento, se instala un nuevo cable y se deja el anterior que ya no estaba dando servicio.

“No es una tarea sencilla, pienso que vamos a estar trabajando todavía creo que los dos años y medio que nos quedan, tenemos que brindar la garantía a las personas de que no habrá riesgo”, añadió.